Sprays nasales: pulverizaciones que combaten la congestión

¿A veces sufres las consecuencias de tener la nariz taponada?
Molestias en los oídos, dolor de cabeza y, por supuesto, esa sensación de que no puedes respirar con normalidad.

Combinar unas buenas prácticas de higiene con el uso de un spray nasal descongestivo te ayudará a reducir los síntomas de la rinitis.

¿Qué hay detrás de la congestión nasal?

La obstrucción nasal es uno de los síntomas característicos de tres patologías comunes que afectan a las vías respiratorias superiores:

  • Rinitis infecciosa (resfriado común): es una infección viral o bacteriana del tracto respiratorio. El 50% de las infecciones virales agudas son causadas por rinovirus o coronavirus. Tiene una duración aproximada de 7 días y se cura por sí sola.
  • Rinitis alérgica: su origen se basa en cuestiones genéticas y ambientales que desencadenan una reacción de hipersensibilidad. Afecta a un 10-25 % de la población y se asocia a la contaminación y a la concentración de alérgenos como el polen o los ácaros. Su duración es mayor, normalmente estacional, y coincide con la duración del contacto con el alérgeno desencadenante.
  • Rinosinusitis: la prolongación de la inflamación o irritación de las membranas mucosas de la nariz puede hacer que el problema se convierta en una condición permanente. Si la inflamación afecta también a los senos paranasales se denomina rinosinusitis. Por su carácter crónico, los síntomas suponen una notable merma en la calidad de vida.

Combate la congestión y el moqueo

La congestión nasal se produce por la dilatación de los vasos sanguíneos de la mucosa nasal, lo que provoca una mayor llegada de sangre a la zona y una hinchazón de la mucosa. Esto produce un estrechamiento de los conductos nasales, y un aumento de la producción de moco, con la consiguiente obstrucción nasal y dificultad al paso del aire.

Para mitigar los síntomas de la congestión nasal hay que actuar en dos frentes: la inflamación y la mucosidad. Unas sencillas pautas posturales y de higiene te ayudarán a contrarrestar las molestias provocadas por la rinitis:

  • Mantener una postura erguida y la cabeza algo levantada al dormir. Es habitual que al acostarse empeore la sensación de taponamiento.
  • Realizar lavados de las fosas nasales con soluciones salinas. La irrigación nasal mejora el drenaje de la mucosidad adherida a los senos paranasales.
  • Aplicar paños calientes y tibios en la cara varias veces al día para reducir la inflamación.
  • Inhalar vapor húmedo, por ejemplo, el que se produce mientras te duchas, tiene efectos descongestionantes.
  • Lavarse las manos con frecuencia y evitar tocarse los ojos para prevenir las conjuntivitis de origen vírico.
  • Evitar la exposición prolongada a elementos tóxicos, humos o alérgenos que puedan irritar las mucosas (productos químicos, tabaco y contaminación, polen…)

Spray nasal con Captomucil®: descongestión eficaz

Juanola Descongestivo spray nasal es un descongestivo con efecto mucolítico que ayuda a reducir el exceso de moco. Su potencial descongestionante está basado en la interacción entre el Captomucil®, una molécula ampliamente utilizada en biomedicina (chitosán), y la mucina, principal componente de las secreciones nasales.

Con 1-2 pulverizaciones en cada fosa nasal 3-4 veces al día, este spray nasal reduce la viscosidad del moco y permite eliminarlo con mayor facilidad. Además contiene una solución hipertónica que refuerza el efecto descongestionante del Captomucil, de esta manera aumenta aún más la fluidez del exceso de moco.

anefp

COMPÁRTELO EN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.